Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Carros de Roc

CARROS DE ROC

LA GRAN TRAVESÍA CIRCULAR Y VERTICAL DE AIGÜESTORTES

Crónica escrita por MIQUEL SÀNCHEZ publicada en la revista MUNTANYA número 905
Fotografías de QUIM FARRERO

La versión escaladora de la Carros de Foc se ha bautizado como Carros de Roc, una posibilidad más en un terreno privilegiado del Pirineo catalán por sus paisajes fantásticos, donde los lagos, los prados y las paredes graníticas conviven en un perfecto equilibrio.



DEL FOC AL ROC

Desde que en el verano de 1987 algunos guardas de los refugios de las zonas que integran el Parque Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, a caballo del Pallars Sobirà y la Alta Ribagorça, decidieron realizar la travesía Pallars-Ribagorça-Aran sólo en un día, nació la Carros de Foc, el trekking más conocido y clásico del Pirineo.

Pero la Carros de Roc es el nombre con el que se ha bautizado una actividad al alcance de muchos, que ha nacido de la sensación que mientras se camina por tanta roca está desaprovechando algo. Es decir, la posibilidad de hacer el recorrido pero escalando alguna vía significativa en cada etapa, en el más puro estilo pirineista clásico.



El tamaño de los paisajes atrae senderistas y montañeros, y los escaladores sorprendidos llegan al final del día con dolor en las cervicales de tanto mirar hacia arriba, imaginando itinerarios en las abundantes paredes de este recorrido. Para los escaladores a quien guste caminar o para los caminantes a quien guste escalar, plantearse esta travesía es un acierto seguro.

Lo más interesante de esta travesía no sólo es caminar y salvar desniveles haciendo aproximaciones más o menos largas hasta cada pie de vía, sino el hecho de que la escalada forme parte del itinerario a recorrer, sustituyendo el paso por los cuellos por escalada de las paredes que conducen a las cumbres.

Esta es la idea de la Carros de Roc, el planteamiento del grupo a la hora de elegir los itinerarios: apartarse al mínimo posible del recorrido original a pie, lo que implica la posibilidad de considerar alguna de las muchas variantes que se pueden realizar en la Carros de Foc, muchas de las cuales son a menudo injustamente ignoradas por el caminante habitual del recorrido.
Araceli Segarra en la vía Reiers del pic de Peguera
(© Quim Ferrero)

UN BUCLE DE NUEVE ETAPAS

Proponemos a continuación un recorrido que, como la trayectoria que hace el boomerang cuando se lanza diestramente, fluye de manera sencilla y natural. Salimos y volvemos al mismo lugar cerrando un bucle y dejando atrás 3.000 m de roca y unos 5.000 m de desnivel a pie. Empezamos la ruta, por logística, por el norte, entrando por el refugio de la Restanca, aunque podemos empezar por donde queramos. Nos esperan nueve etapas duras recorriendo el parque y saboreando algunos de los senderos verticales históricos de cada región.

1a ETAPA
REFUGIO DERA RESTANCA – REFUGIO VENTOSA I CALVELL
Drac de Tumeneia (cara oeste) – Vía del Gran Diedre (220 m, V/V+)

Vía imprescindible que, además, ofrece un recorrido lógico para acceder al siguiente refugio.

Primera ascensión: 13 y 14 de juliol 1980. Joan Granizo y David Betrán.

Aproximación: salimos del refugio de la Restanca por el sendero trazado que lleva al lago de Mar. Al llegar al lago tomaremos el camino que lo recorre por la izquierda y que se dirige a la brecha Peyta. En el extremo izquierdo del lago encontraremos unas hitos que nos llevan a una zona rellena de bloques de granito que nos conducirá al pie de la esbelta pared del Drac de Tumeneia.
Tiempo: de 2 h a 2 h 30 min.

La vía: el Gran Diedre es de aquellos itinerarios que a todos los escaladores les gustaría abrir, una vía que el mismo día de su apertura ya se convierte en una gran clásica. El itinerario es el más evidente, un gran diedro que divide la pared en dos y que llama mucho la atención. La roca es excelente, los largos verticales y las reuniones cómodas. La escalada representa un buen ejercicio de técnica de oposición. Dificultad de V / V + mantenido. Equipamiento clásico, salvo algún clavo, la protección al gusto del consumidor. Reuniones equipadas con parabolts.
Tiempo: de 2 h 30 min a 3 h.

Descenso: la vía termina en la cresta que nos descubre el salvaje circo norte que se desprende del Pa de Sucre. Sin perder altura flaqueando en dirección E hasta un visible gendarme. Desde el cuello bajamos en dirección S pegados a la derecha de la cresta, que saltaremos en dirección E para situarnos al pie del característico Mussol de Tumeneia. Desde aquí desgrimpar (III +) hasta el cuello situado entre la punta Harlé y el Pa de Sucre. A partir del cuello seguiremos los hitos en dirección E; consultaremos el mapa si no lo vemos claro.
Tiempo: de 2 h a 2 h 30 min.
Carros de Roc

2a ETAPA
REFUGIO VENTOSA I CALVELL – REFUGIO ESTANY LLONG
Crestes Barrades – Punta de la Solitud (2.925 m)(cara NE) – Esperó de Rongbuk (400 m, V)

En la zona hay un montón de vías interesantes, pero sin duda, esta es la que menos se aparta del itinerario lógico para acceder al refugio del Estany Llong, además de ofrecer una escalada muy interesante dentro de su dificultad.

Primera ascensión: 1 de agosto de 1986. Jordi Canals y Miquel Sànchez.

Aproximación: seguimos el camino que se dirige a la punta Alta por un sendero muy bien marcado. Cuando llegamos al lago de la Roca, nuestro objetivo destaca claramente. Bordeamos el lago por su margen izquierdo y seguimos unas hitos que nos llevan al collado de Serrader. Bastante antes de llegar al collado, nos desviamos para alcanzar la base de la pared.
Tiempo: de 1 h 30 min a 2 h.

La vía: gran parte de las vías que escalaremos durante la travesía fueron abiertas en la década de 1980, cuando la región todavía era relativamente virgen y muchas de las grandes vías estaban esperando a ser abiertas. La llegada de los guardas para hacerse cargo de los refugios de la zona fue el punto de partida para desarrollar esta actividad aperturista. Esta vía consta de dos partes muy diferenciadas, los primeros 200 m son propiamente de espuela que empalman con 200 m más de pura cresta de baja dificultad. El itinerario comienza en el punto más bajo de la espuela y se sitúa claramente a la derecha de la pared. Un hito en un pequeño pedestal y un pitón a pocos metros del suelo indican el inicio de la vía. Los primeros largos son fáciles, de una roca excelente, que duerme los inviernos bajo la nieve. Progresamos con la ayuda de las clásicas patatas que nos ofrece el mejor granito, la protección no es fácil ni abundante, pero la dificultad no supera el IV +. Escalando estos largos de roca excelente y de pasos elegantes llegas a la conclusión de que la estética de una vía no siempre va relacionada con la dificultad. El largo clave de la vía es un flanqueo a la izquierda para atacar un evidente y bonito diedro. Otro largo nos llevará a la cresta, fácil, de roca compacta y de buen disfrute. Una vía clásica muy recomendable además de una escalada rodeada de un gran ambiente y soledad, donde disfrutas extraordinariamente.
Tiempo: de 2 h 30 min a 3 h.

Descenso: desde la cima seguimos por la cresta sin dificultad hasta el collado de Culieto, y desde allí ascenderemos a un pequeño puerto situado entre el pico de Contraig y el de Serrader, del collado saltaremos hacia la vertiente N para llegar al lago de Contraig y continuaremos por el marcado sendero del circuito clásico de la Carros de Foc hasta el refugio del Estany Llong.
Tiempo: de 2 h 30 min a 3 h.
Carros de Roc
La aguda cresta nos lleva al último largo del Esperó Esmolat (© Quim Farrero)

3a ETAPA
REFUGIO REFUGI ESTANY LLONG – REFUGIO COLOMINA
Cinquena Agulla de Delui – Via Esperó Esmalta (275 m, V)

Escalar a las agujas de Dellui exige muy poca variación del itinerario clásico de Carros de Foc. Sólo nos desviaremos unos 15 minutos del camino para situarnos en la base de la pared y en el descenso, en tan sólo 20 minutos volveremos a estar en el camino original, una etapa lógicamente redonda.

Primera ascensión: septiembre de 1992. C. López, J. Vila, A. Soriano.

Aproximación: sencilla y evidente por el bonito camino que conduce al collado de Dellui. En poco tiempo nos situaremos a pie de vía.
Tiempo: 1 h a 1 h 15 min.

La vía: el Esperó Esmolat es quizás una de las vías más bonitas de las clásicas agujas de Dellui. A pesar de que no ofrece una escalada vertical, el itinerario, en todo momento pegado al perfil de la pared le da una espectacularidad notable. La roca, como es habitual en la zona es noble y sólida y el itinerario, lógico y evidente. Las protecciones no son abundantes pero están en su lugar. En resumen, es una vía redonda para una jornada redonda.
Tiempo: 2 h a 2 h 30 min.

Descenso: la bajada es evidente y sencilla. Desde la cima ya vemos el camino que conduce al collado de Dellui y baja hasta el refugio Colomina.
Tiempo: de 2 h a 2 h 30 min.
Carros de Roc

4a ETAPA
REFUGIO COLOMINA – REFUGIO JOSEP M. BLANC
Pic de Peguera (2.984 m)(cara NE) – Via Raiers (325 m, V+)

Esta jornada no ofrece ninguna duda, una cumbre esbelta, rozando los tres mil metros y con una vía como la Raiers debe ser un objetivo obligado.

Primera ascensión: 18 de junio de 1986. Albert Cucó y Enric Lucas.

Aproximación: seguimos el camino que conduce fácilmente al collado de Peguera, y una vez estamos en el collado, podremos observar el itinerario de la vía en su totalidad. Desde el collado, bajamos por la vertiente N y después de una pequeña remontada por una canal nos situamos en el pie de vía.
Tiempo: 1 h 30 min a 1 h 45 min.

La vía: la Raiers posiblemente sea una de las mejores vías del circuito. Esta vía lo tiene casi todo, buena roca, recorrido evidente y elegante, dificultad mantenida y además asciende a uno de los picos más emblemáticos de la zona. En la escalada, un largo diedro se combina con otra de placa vertical, para encontrarnos después con una tirada de chimenea espectacular. Algunos pitones sabiamente colocados nos brindan las pistas necesarias para disfrutar del estimulante juego del descubrimiento del itinerario.
Tiempo: 3 h a 3 h 30 min.

Descenso: si no queremos hacer cumbre, desde la misma brecha donde termina la vía podemos tomar el camino que nos lleva al refugio Josep M. Blanc.
Tiempo: 1 h a 1 h 30 min.
Eloi en el tramo superior del fantástico diedro del Drac de Tumeneia (© Quim Farrero)

5a ETAPA
REFUGIO JOSEP M. BLANC – REFUGIO ERNEST MALLAFRÉ
Pic de Sobremenestero (2.836 m) – Via Carros de Rock (225 m, V/V+)

Esta jornada decidimos abrir una vía en las paredes del Sobremonestero, para afinar más en la fluidez del recorrido. De esta manera no nos apartamos del itinerario clásico de Carros de Foc, que pasa por la valleta Seca.

Primera ascensión: 12 de julio 2009. Eloi Callado, Edu Sánchez, Araceli Segarra y Miquel Sànchez.

Aproximación: salimos del refugio siguiendo la pista para luego ir a la izquierda y cruzar por encima del muro del embalse. A partir de ahí, un cómodo camino marcado por hitos y cubierto de hierba nos lleva hasta el collado de la Valleta Seca. Desde el collado, bajamos en dirección N por una pendiente incómoda de piedra pequeña y arena. Cuando termina la canal, a la izquierda, ya podemos ver el objetivo, un evidente y bonito espolón en forma de punta de flecha.
Tiempo: 1 h 30 min a 2 h.

La vía: la nueva vía resulta interesante. Un itinerario evidente y lógico aunque la roca de la parte final resulta algo mediocre debido a la presencia de líquenes. Después del segundo largo, la anchura del espolón se convierte en una arista que tras dos largos más nos lleva a un muro final. Un pitón en el segundo largo, y un taco de madera más arriba, nos deja claro que no somos los primeros en ser seducidos por la estética de la pared. Treinta años atrás, Josep Baqués y otro compañero escalaron la parte baja del espolón, pero abandonaron más arriba y no alcanzaron la cima. En resumen, una vía interesante para continuar de forma lógica la travesía.
Tiempo: 2 h 30 min a 3 h.

Descenso: desde la cima, seguimos la cresta que nos lleva nuevamente al collado de la Valleta Seca y desde allí seguimos el camino original de Carros de Foc, relleno de bloques de piedra, que pasa por los pies de los Encantats hasta el refugio Mallafré.
Tiempo: 1 h 30 min a 2 h.

6a ETAPA
REFUGIO ERNEST MALLAFRÉ – REFUGIO DE AMITGES
Encantat Petit (2.748 m)(cara NE) – Via Cerdà/Pokorsky (900 m, V)

Esta montaña es el símbolo y da el nombre al parque nacional que pisamos. Su modesta altura y la mediocridad de su roca no son ningún obstáculo para que su cumbre sea la más deseada de caminantes y escaladores. Su espectacular belleza es la responsable.

Primera ascensión: 29 de junio de 1959. Joan Cerdà y Heinz Pokorsky.

Aproximación: regresamos por el mismo camino por el que el día anterior llegamos al refugio y retrocedemos hasta situarse a la altura de la base de la pared. Dejamos el camino y entre bloques llegamos al pie de vía situado a la izquierda de la canal central. Tiempo: 45 min a 1 h 15 min.

La vía: discurre por la izquierda de la canal central y asciende por un visible espolón. Podríamos definir este itinerario como de mediocre escalada de una gran ascensión. Alcanzar la cima de los Encantats por la Cerdà / Pokorsky es algo más que escalar, significa un encuentro con la historia de la escalada pirenaica. Un aliciente que es más que suficiente como para pasar por alto las deficiencias que pueda presentar la escalada. Aquí, el granito desaparece y repentinamente nos encontramos con unos esquistos de dudosa calidad; 900 m de escalada en los que la dificultad se concentra en los tres largos que superan el gran techo negro.
Tiempo: 2 h a 3 h.

Descenso: del Encantat Petit, un par de rápeles de 50 m nos dejan en la enforcadura. De aquí seguimos trepando (III / III +) y fácilmente llegamos a la cima del Encantat Gran. Descendemos hacia el sur desgrimpando, con un rápel y luego a pie, donde logramos una brecha; bajamos hacia el oeste y por una pendiente con grandes bloques conseguimos el camino que viene de la valleta Seca. Seguimos el camino conocido hasta el refugio Mallafré; después el camino hacia el Portarró de Espot y después de una hora nos desviamos a la derecha siguiendo las marcas que van al refugio de Amitges.
Tiempo: de 3 h a 3 h 30 min.
Miquel en el Esperó Esmolat (© Quim Farrero)

7a ETAPA
REFUGIO DE AMITGES – REFUGIO DE SABOREDO
Agulla Gran d’Amitges (2.665 m)(cara E) – Via El Diedre (130 m, IV+)

La zona de Amitges es sin lugar a dudas la que ofrece más posibilidades de todo el circuito para la escalada. La elección en este caso resulta especialmente difícil por las muchas y buenas posibilidades de que disponemos para elegir.

Primera ascensión: 1975. René y Marise Lafranque y P. Yvon Kiss.

Aproximación: seguimos el camino que lleva al collado de Amitges. Desde allí es evidente llegar al pie de vía.
Tiempo: 45 min a 1 h.

La vía: el Diedre es la gran clásica de las agujas de Amitges. Un diedro perfecto que lleva a la cumbre principal de una forma muy elegante. La roca es espléndida en todo momento, el equipamiento abundante, y la escalada fluye con tanta naturalidad como caminar. Llegamos a la cima sin darnos cuenta de ello.
Tiempo: 1 h 30 min a 2 h.

Descenso: bajamos a pie hacia el oeste. Seguimos los hitos entre bloques y llegamos al camino principal que sube al puerto de Ratera. Desde el puerto seguimos las marcas hasta el refugio de Saboredo.
Tiempo: 1 h 45 min a 2 h.
Carros de Roc

8a ETAPA
REFUGIO DE SABOREDO – REFUGIO DE COLOMERS
Punta Estasén (2.769 m)(cara N) – Via Jocs Paralímpics (30 m, V+A1)

Saboredo dispone de buenos sectores para la escalada deportiva repartidos por toda la zona, pero las grandes paredes se concentran al E del refugio, y por ello una vez finalizada esta ascensión, el más evidente y lógico es bajar el puerto de Ratera y por el GR llegar hasta Colomers.

Primera ascensión: julio 1992. Albert Betrán y Pitu Trias.

Aproximación: salimos del refugio en dirección E buscar el lago Major de Saboredo. Cuando llegamos al lago, el camino nos sorprende con un paso natural entre el lago Major y el Naut de Saboredo, y desde allí, entre bloques y en vista, llegamos a la base de la pared.
Tiempo: 1 h 15 min a 1 h 45 min.

La vía: la vía recorre el espolón central y sigue un gran diedro en diagonal hacia la izquierda. El ambiente es el clásico de cara norte. Tétrico y frío. Los primeros largos discurren por una roca no demasiado sólida y cubierta por un poco de musgo. Esto y la dificultad sostenida nos exigen la máxima atención. El paso clave A1 está bien protegido con un pitón, lo que facilita intentarlo en libre. Los últimos largos pierden inclinación y la escalada se hace más sencilla.
Tiempo: de 2 h a 2 h 30 min.

Descenso: desgrimpamos un tramo corto de la cresta hacia el SO y luego por una canal bajamos de nuevo al circo de Saboredo. Una diagonal descendente en dirección S nos acercará al puerto de Ratera para seguir por el GR 11 hasta el refugio de Colomers.
Tiempo: 1 h 45 min a 2 h 30 min.
Carros de Roc
Aislamiento y roca excelente en el Esperó de Rongbuk (© Quim Farrero)
Carros de Roc

9a ETAPA
REFUGIO DE COLOMERS – REFUGIO DERA RESTANCA
Agulles de les Mangades (cara S) – Via El Maravilloso Mundo de los Pax (135 m, 6b)

La zona de Colomers ofrece una gran variedad de sectores para la práctica de la escalada, aparte de buenas placas para la práctica de la deportiva. Hay paredes repartidas por todo el circo de Colomers ideales para los amantes de la escalada clásica, pero estas posibilidades nos apartan mucho del itinerario lógico de nuestra travesía. Por eso elegimos una vía al otro lado del puerto de Caldes.

Primera ascensión: 5 de septiembre de 1993. Xavi Lamas, A. Vilaseca, Mónica Ruiz y Miquel Sànchez.

Aproximación: salimos del refugio de Colomers siguiendo las marcas del GR 11, subimos el puerto de Caldes, y desde allí ya se hace visible la esbelta silueta de las agujas de Mangades. Bajamos hacia los estanques de Mangades, después del primer estanque, dejamos de lado el camino y subimos por una fuerte pendiente hasta la base de la pared.
Tiempo: 1 h 30 min a 2 h.

La vía: el maravilloso mundo de los Pax es, con diferencia, la mejor vía de placa de la zona. Sólo tres largos, pero absolutamente imprescindibles. Los primeros 100 m son una perfecta y maciza placa decorada con pequeñas presas en forma de garbanzos y vires de cuarzo que hacen de la escalada un ejercicio de equilibrio donde la elección correcta de la toma es imprescindible. Una vía para disfrutar, con el único inconveniente de quedarse siempre con la sensación de querer más.
Tiempo: de 2 h a 2 h 30 min.

Descenso: bajamos en dirección N, rodeamos la aguja y una canal de hierba que nos devuelve a la vía, seguimos bajando hasta llegar nuevamente al GR 11 y lo seguimos hasta la Restanca.
Tiempo: 1 h 45 min a 2 h 15 min.

RECOMENDACIONES

ITINERARIOS Y ESCALADA

La dificultad de los itinerarios que nosotros elegimos es en general asequible, aunque hay que tener presente que la mayoría de las vías son clásicas y no equipadas, lo que implica llevar un mínimo de material de escalada y saber utilizarlo adecuadamente. Para que todo encaje a la perfección, escogemos seguir el itinerario en el sentido opuesto a las agujas del reloj, y así sólo tendremos que afrontar alguna variante del recorrido, aunque el descenso siempre nos dejará al itinerario original más allá del punto donde nos encontrábamos al empezar la escalada, integrando así cada uno de los itinerarios escalados al trayecto original a pie. En cuanto a la escalada propiamente dicha, nos encontraremos con la escalada clásica del Pirineo, granito de excelente calidad, con la única excepción de los Encantats, que nos ofrecen esquistos.



EL MATERIAL


En previsión a las largas jornadas que haremos, tendremos que ser muy meticulosos a la hora de elegir el material, cargar sólo lo que sea justo y necesario y teniendo siempre en cuenta que cuanto más difícil sea el itinerario, más material necesitaremos. Todos los refugios disponen de mantas, con lo que no es necesario cargar el saco de dormir: con un saco sábana será suficiente. Todos los itinerarios se desarrollan en altura, y la climatología en el Pirineo puede ser muy cambiante, por lo que es aconsejable llevar un equipo mínimo en previsión de condiciones desagradables.

LA MEJOR ÉPOCA


De junio a septiembre encontrar las mejores condiciones de tiempo para escalar y además encontraremos todos los refugios abiertos. Hay que tener presente que durante el mes de junio, y en muchos casos, a principios de julio nos podemos encontrar nieve en las partes más altas, lo que puede alterar nuestros planes en la parte referente al material que necesitaremos.

MIQUEL SÀNCHEZ

Guarda del refugio Ventosa i Calvell
Por si quieres compartir esta crónica

ARTÍCULOS Y RUTAS RELACIONADAS