Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Les Muntanyes i el Desti

LAS MONTAÑAS DEL DESTINO

Columna escrita por JOKIN AZKETA

Nos acostumbramos a todo, incluso a que el destino -o la casualidad- jugueteen con nosotros como con títeres. Somos así, tenemos una idea demasiado simple de las cosas, miramos para otro lado, esbozamos una sonrisa y decimos que la vida es así y no le damos más vueltas…

En febrero del 2019, TOM BALLARD y DANIELE NARDI murieron intentando alcanzar la cumbre del NANGA PARBAT por el arriesgado espolón que lleva el nombre de ALBERT MUMMERY -el padre del estilo alpino- que desapareció en esta montaña junto a los gurkas RAGOBIR y GOMAR SING, en la que se tiene por la primera tentativa de escalar una montaña de más de ocho mil metros. Hablamos del lejano 1895.
Les Muntanyes i el Desti
Nanga Parbat (8.126 m)
K2 (8.811 m)
En 1995, la prestigiosa alpinista ALISON HARGREAVES pereció junto a otros seis alpinistas mientras descendían de la cumbre del K-2 en medio de una terrorífica tormenta. ALISON era la madre de TOM BALLARD, ambos eran alpinistas excepcionales, puede que heterodoxos, pero sin duda fuera de serie. Vivieron -y tal vez también murieron- ajenos a polémicas y reconocimientos y con un sólido interés que hacía palidecer a todos los demás: escalar montañas.

Madre e hijo corrieron las misma suerte y el destino les unió para siempre en las laderas heladas del KARAKORUM, rodeados por una intrincada red de glaciares y de picos afilados que sobresalen airosos entre ellos.

Pero esto no es todo. UNSOELD es un apellido bien conocido en la historia del alpinismo. WILLI, subió al EVEREST en el 63, con la primera expedición norteamericana. Enamorado del HIMALAYA, hizo el doble propósito de escalar el NANDA DEVI y de que, si tenía una hija, le pondría por nombre el de esa montaña.

Y en septiembre de 1976, NANDA DEVI UNSOELD, su padre WILLI y un grupo de fieles creyentes en el estilo alpino, fervientes defensores de la economía de medios, de la elegancia y la ligereza, se encontraban a los pies de la montaña.
Nanda Devi (7.816 m)
ROSKELLEY, JIM STATES y LOU REICHARDT consiguieron la cumbre el día 1. Los UNSOELD quedaron en el segundo grupo y se vieron obligados a descansar cuando tuvieron opciones de cumbre, porque NANDA DEVI ya se encontraba mal. Después les atrapó una tormenta, ella fue empeorando -parece ser que por un edema pulmonar- hasta que el día 8 falleció entre los cuidados y los intentos desesperados de su padre por salvarla.

Entonces, en lo que creo que es un de los homenajes más hermosos y terribles que se le pueden rendir a una alpinista, el propio WILLI, PETE LEV y ANDI HARVARD, cerraron el saco en el que se encontraba el cadáver y, poniendo los tres a la vez sus manos dulcemente sobre él, lo dejaron resbalar por la cara norte, para que encontrara reposo -y una tumba- a los pies de la montaña que le prestó el nombre a cambio de la vida.

WILLI UNSOELD murió tres años después, atrapado por una avalancha en el monte RAINIER. Su esposa le puso como epitafio unos versos de MARY ELIZABETH FRYE que encogen el corazón al tiempo que ensalzan la esperanza y la inmortalidad.

Mientras escribo esto, imagino a los cuatro: un padre, una madre, un hijo y una hija alejándose hacia un fondo profundamente blanco, que tal vez sea nieve. La imagen no aclara si alguno de ellos se siente afectado por ser víctima de la mala fortuna o, por el contrario, todos están satisfechos por haberse acercado a sus sueños…

JOKIN AZKETA

Jokin Azketa es uno de los socios fundadores de MUGA (Pamplona) que abrió sus puertas en el año 1986 y que continúa siendo lugar de encuentro imprescindible entre viajeros y montañeros. En el año 2012 publicó su primera novela “DONDE VIVEN LOS DIOSES MENORES” en la que desarrolló una trama intensa en torno a una travesía invernal de los Pirineos. Al año siguiente, ganó el Premio Desnivel de literatura de montaña con “LO QUE LA NIEVE ESCONDE” en la que una expedición al Kedarnath Dome en el Himalaya de la India servía como telón de fondo para la intriga y para dar rienda suelta a unos personajes de pasado oscuro. Ese mismo año 2013, participó junto a otros autores, en el libro “INQUIETOS VASCONES” que recogía distintos relatos y experiencias viajeras y que fue editado también por Desnivel con fines benéficos. Forma parte del blog “LA LÍNEA DEL HORIZONTE” y dedica gran parte de su tiempo a viajar, recorrer macizos montañosos y a escribir acerca de ellos para diferentes medios siempre bajo distintos seudónimos. “EL TIEMPO DEL VACÍO» es su tercera novela y parece consolidarle definitivamente en el panorama de la literatura de montaña como un autor interesado tanto en la tensión psicológica como en la belleza del medio natural.
Por si quieres compartir esta columna

ARTÍCULOS PUBLICADOS POR EL AUTOR