Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

LA RUTA DE LOS ESTANYS AMAGATS

ENTRE LA CERDANYA Y ANDORRA

Crónica escrita por DAVID MENGUAL publicada en la revista MUNTANYA número 934

La ruta conocida como Estanys Amagats (lagos escondidos o recónditos), es una ruta entre refugios guardados que discurre entre el norte de la comarca catalana de la Cerdanya y el sur de Andorra y permite conocer pueblos que quedan fuera de los circuitos habituales, recorrer valles con un interés muy especial como el valle de Madriu, o, si se quiere, invita a subir a cumbres tan conocidas como el Puigpedrós, los picos de Engorgs, los Pessons, el Perafita o la Tossa Plana de Lles.
Bajando del Refugio de l'Illa por el Valle del Madriu. (© David Mengual)
La idea inicial del itinerario fue de la familia Jornet, que durante muchos años regentó el refugio de Cap de Rec y que ha iniciado otras actividades e itinerarios por el Pirineo; de Manel Figuera, buen conocedor de estos parajes y autor de numerosas guías y trabajos sobre la Cerdanya y Andorra y de Jaume Pifarré, guía de montaña y actual coordinador de la ruta, que se encarga de las reservas y de las inscripciones.

Esta ruta funciona de manera coordinada desde el año 2007. En sus inicios, todos los refugios eran guardados excepto el de Illa en Andorra que todavía era libre, lo cual suponía que para una sola noche había que cargar con una cena y un desayuno, y tal vez con un saco de dormir y una colchoneta para pasar una noche confortable. Desde junio de 2017, el refugio de Illa ya está guardado. Una reforma importante de la vieja instalación, lo ha convertido en uno de los refugios más modernos y confortables del Pirineo. Con ello, se abrió la posibilidad de hacer esta travesía disfrutando de no tener que cargar saco y colchoneta y de poder cenar y desayunar caliente cada día sin cargar peso, lo cual todavía la hacía más atractiva.
La iglesia románica de Sant Cerni de Meranges
(© David Mengual)
PRIMERA JORNADA
Itinerario: Refugio de Cap Rec – Collado de Salamí – Viliella – Molí del Salt – Capella de Sant Antoni – Coborriu de la Llosa – Santa Anna – La Bastida – Talltendre (Refugio de Cal Pere Sidró)
Desnivel Subida: 370 metros
Desnivel Bajada: 750 metros
Tiempo: 5:05 horas
Iniciamos nuestro recorrido en el refugio Cap de Rec, en la estación de esquí nórdico de Lles de Cerdanya. El hecho de llegar en coche hasta la puerta del refugio y poder dejarlo aparcado sin problemas durante unos días nos parece un buen lugar para iniciar nuestro itinerario. Hemos llegado una tarde de un día entre semana de septiembre y esta noche seremos los únicos que cenaremos y dormiremos en el refugio. Es una tarde lluviosa y la previsión para los dos próximos días no es demasiado alentadora. Antes de cenar nos damos un paseo por los alrededores del refugio que se encuentra en la estación de esquí de fondo de Cap de Rec y buscamos el monolito que en su momento se alzó en homenaje y recuerdo al amigo Lluis Arnau Angas que fue unos de los promotores de esta estación de esquí pero también de la Marcha Pirineos o de la Marcha Beret en el valle de Arán entre otras muchas inicitaivas y que desgraciadamente nos dejó de manera prematura el año 2000. Cenamos muy bien, descansamos y nos acostamos pronto.

Ha llovido con una cierta intensidad toda la noche y, después de desayunar, aún esperamos un buen rato hasta que deja de llover. Comenzamos a caminar por la pista que empieza delante del refugio y que entra en el bosque manteniendo la altura. Todo el entorno huele a humedad y hay barro por todas partes. Seguimos las marcas del GR11 hasta el collado de Salamí (1959). Dejamos la pista principal y tomamos una secundaria a la derecha para más adelante tomar un sendero a la izquierda que entra hacia el torrente de Viliella. Estemos siguiendo el Sendero Cerdanya 31. Andamos un buen rato por el margen del torrente hasta que el camino nuevamente se convierte en una pista y nos lleva hasta Viliella.
Viliella es un pequeño pueblo de cuatro casas en el que destaca la iglesia de origen románico dedicada a San Sebastià. Tenemos la opción de bajar al Vilar y seguir un camino paralelo a la pista que sube a Cal Jan de la Llosa, o ir directamente por la pista. Nuevamente está lloviznado y nos decidimos por esta segunda opción. Seguimos por la pista hasta el Molino del Salt (1495). Estamos en el valle de la Llosa. El rio lleva bastante agua y nos cuesta un poco encontrar el puente para pasar a la otra orilla. Suponemos que en este tramo falta alguna señal orientativa. Una vez lo conseguimos, el camino se vuelve a convertir en pista i nos lleva hasta la capilla San Antoni muy cerca de Coborriu de la Llosa (1540). Cuatro casas más construidas alrededor de la iglesia dedicada a Santa Llúcia. No vemos a nadie. Salimos de Coborriu por una pista que pronto se convierte en un camino que discurre por el medio del bosque. Más adelante se vuelve a convertir en pista y nos lleva hasta el oratorio de Santa Ana. Un poco más adelante pasamos por delante de la masía conocida como la Bastida; una casa de origen medieval situada en un solitario entorno privilegado. A partir de aquí, la pista nos lleva hasta Talltendre (1580) después de atravesar el Serrat de Sobirons. Hemos dejado atrás el bosque y hemos entrado en un páramo árido y pedregoso salpicado de enebros y poca cosa más.

En Talltendre nos instalamos en el refugio Cal Pere Sidró que és una casa ceretana del siglo XVI. El guarda, Manel, nos explica que pertenece a su familia des de hace más de 150 años y que había funcionado como hostal más de un siglo hasta el año 1968. Se alojaban comerciantes de ganado y también contrabandistas que hacían la ruta de Andorra. Estuvo unos años cerrado y después de una buena reforma, desde el año 2001 funciona como refugio. Nos recuerda que el asfalto de la carreta del pueblo no llegó hasta el año 2000 y que poco antes habían llegado la electricidad y el agua corriente a todas las casas… Es un pueblo tranquilo y acogedor con unas magníficas vistas sobre la sierra del Cadí y la plana ceretana. Hoy también estamos solos. Llovizna nuevamente. Nos queda la tarde libre y ya que estamos y tenemos tiempo aprovechamos para inscribirnos en la ruta de forma oficial de manera que nos aseguramos la reserva para los refugios de los próximos días. Tenemos cobertura y a través del móvil contactamos con Jaume Pifarré que nos tramita las reservas para los días que nos quedan y realizamos el correspondiente pago. Hoy día disfrutamos de las ventajas del móvil incluso en la montaña en los lugares más recónditos y olvidados del mundo.
Pasamos el resto de la tarde secando la ropa y el material y conversando con Manel compartiendo unas cervezas mientras nos cuenta historia del pueblo, de su familia, de la Cerdanya…. Cenamos magníficamente bien y disfrutamos de la soledad del lugar y de su entrañable compañía y sabia conversación del que sabe y es consciente de que vive en un entorno privilegiado entre nieblas y lluvias disfrutando de la vista de las montañas en la lejanía…
El lago Sec de Malniu, después de una tormenta de tarde. (© David Mengual)
SEGUNDA JORNADA
Itinerario: Talltendre (Refugio de Cal Pere Sidró) – Èller sin bajar a Ordén – pista hasta el Molí y Meranges – Refugio de Malniu
Desnivel Subida: 1.100 metros
Desnivel Bajada: 542 metros
Tiempo: 4:00 horas
Ha llovido toda la noche y deja de hacerlo justo cuando acabamos de desayunar. En el mapa que llevamos de Sua, la ruta baja hasta Ordén y después remonta hasta Éller pero Manel nos recomienda ir directamente a Éller siguiendo un camino ganadero que flanquea un centenar de metros por encima de Ordén y está señalizado con puntos azules. Nos despedimos y reiniciamos la ruta. Y efectivamente el camino avanza hacia el este manteniendo la altura hasta que se convierte en una pista. Cuando Talltendre nos queda detrás, debajo de nuestros pies se encuentra Ordén. La pista supera el Serrat de les Comes, se orienta hacia el norte y la seguimos hasta Éller (1447)… y empieza a llover de nuevo. Paramos un buen rato en el hostal de Éller disfrutando de un café con leche caliente esperando que acabe el aguacero… Después de un buen rato de contemplar la lluvia reinicamos la marcha.
Ahora debemos remontar la Vall Tova hasta el pueblo de Meranges. Nuevamente, tanto el mapa de Sua como el de Alpina nos marcan la ruta por un sendero que baja hasta Prat de Fontanet y va hasta a la Fuente del Molí pero como el tiempo no acaba de mejorar decidimos abreviar y seguir la pista que nos lleva más cómodamente a pesar de que esta opción parece un poco más larga. Desde la Fuente del Molí ya sólo nos queda remontar hasta el pueblo de Meranges (1539). Llegamos a mediodía y nos apatecería comer en alguno de los restaurantes del pueblo que gozan de buena fama pero el cielo nuevamente amenaza lluvia y decidimos continuar a ritmo rápido no sea que se consuma la amenaza. Pasamos junto a la iglesia románica dedicada a San Serni que està cerrada y también junto al Museo del Esclop (Zueco) que también está cerrado y ya salimos del pueblo. Nos quedan 600 metros de una dura subida hasta el refugio de Malniu Un cartel nos indica que por el camino de las Deveses – Sendero 117 tardaremos 1h45 en llegar. Viendo el estado del cielo, pensamos que no disponemos de tanto de tiempo antes de mojarnos… Y efectivamente, la subida es bonita pero directa y dura. El sendero está bien trazado y bien señalizado pero a tan solo un cuarto de hora del refugio, cuando ya hemos superado todo el desnivel y penetramos en el bosque, comienza una violenta tormenta de rayos y truenos que nos anima a acelerar si cabe aún más el paso y avanzamos rápidamente para conseguir refugiarnos a primera hora de la tarde.

Poco antes de llegar hemos encontrado el GR11 que es la ruta transpirenaica que cruza toda la cordillera por la vertiente sur del Pirineo desde el Cabo Higuer en el Mar Cantábrico hasta el Cabo de Creus en el Mediterráneo. Cuando llegamos al refugio nos encontramos con la grata sorpresa de que está trabajando en él nuestro amigo Xavi Gonzalez del CEC. Xavi, son su compañera Cristina habitualmente gestionan el refugio Mas del Tronc en la sierra de Rubió pero casualmente estos días está trabajando aquí. Ahora sí, nos secamos, ponemos el material a secar, comemos y pasamos la tarde viendo como descarga la tormenta. Solo al atardecer, justo antes de la cena podemos pasear junto al lago y disfrutar de las vistas del lugar. Afortunadamente la previsión para mañana parece que ya es buena, y ya nos va bien porque dejamos los pueblos y el fondo de los valles para entrar en el terreno de la alta montaña. Cenamos disfrutando de la buena compañía y nos acostamos.
Progresando por la cresta d'Engorgs. (© David Mengual)
TERCERA JORNADA
Itinerario: Refugio de Malniu – Mulleres del Puigpedrós – Puigpedrós – Portella de Meranges – Pics d’Engorgs – Tosseta de l’Esquella – Portella d’Engorgs – Cabana dels Esparvers – Pla de Vallcivera – Port al Nord del Port de Vallcivera – Estany de l’Illa – Refugio de l’Illa
Desnivel Subida: 1.610 metros
Desnivel Bajada: 1.260 metros
Tiempo: 8:05 horas
Y después de la tormenta ha llegado la calma. Ha estado lloviendo una buena parte de la noche pero el día ha despertado soleado y claro. El panorama es nítido y el cielo es de un azul cristalino. Hoy queremos llegar hasta el refugio de l’Illa en Andorra. Durante el primer tramo hasta la Portella de Engorgs podríamos seguir el recorrido señalizado del GR-11 que discurre por el fondo del valle y pasa por el refugio J. Folch Girona o podemos seguir el cresterío del Puigpedrós por las alturas de la montaña. El día ha amanecido magnífico y decidimos aprovechar el buen tiempo para subir a las alturas.

Después de desayunar nos despedimos de Xavi y salimos hacia el oeste siguiendo en un primer momento el GR-11 bordeando el Estany Sec hasta que encontramos un cartel que nos indica seguir a la derecha hacia la cumbre del Puigpedrós. El sendero está marcado con hitos de piedra y remonta un torrente al lado del Pedradreta y el Collado de Molleres hasta las Molleres del Puigpedros de las que hoy surge agua por doquier. Hay muchas vacas y caminos de vacas pero no hay demasiados hitos pero tal y como vamos ganando altura, a nuestra izquierda intuimos la cumbre y nos dirigimos hasta ella sin perder altura en ningún momento. El Puigpedrós és la segunda cumbre más alta de la Cerdanya y hoy nos ofrece un nítido panorma de 360 grados. A partir de la cumbre seguimos bajando la amplia cresta hasta la Portella de Meranges (2634). A nuestra izquierda destaca la altiva aguja del Roc Colom sobre el valle de Campcardós. Ahora seguimos remontando la cresta por la izquierda, por la vertiente de Engorgs, entre bloques graníticos hasta la punta oriental del pico de Engorgs (2819). Nos entretenemos un buen rato mirando la cresta Peiraforca Roc-Colom que desde aquí es visible en toda su magnitud. Seguimos avanzando por la cresta hasta la punta occidental del pico de Engorgs (2831). Hoy tampoco nos hemos encontrado con nadie, pero en este último tramo nos ha estado acompañando un buen rebaño de rebecos que campan libremente por estas alturas. El descenso hasta la Portella d’Engorgs (2691) lo hacemos siguiendo la cresta por la Tosseta de l’Esquella, que ya es más entretenida, pero la seguimos poco a poco buscando los pasos más fáciles siguiendo algunos hitos hasta que llegamos a ella y encontramos nuevamente las señales del GR-11.
Los lagos de l'Illa. (© David Mengual)
Bajando de la Tossa Plana de Lles. (© David Mengual)
Desde este punto vemos lo que nos queda por bajar, pero sobre todo lo que nos queda por subir para saltar el cresterío que nos separa de nuestro objetivo del día. El primer tramo de descenso siguiendo el GR es suave pero conviene no despistarse porque el camino tiende a ir hacia la derecha, entra en el bosque y se convierte en un tramo muy entretenido que sinuosamente va buscando los escalones de granito entre matas y rododendros para perder altura de manera algo abrupta. No es difícil, pero requiere atención. Finalizado el descenso nos encontramos en la parte alta del valle de la Llosa. Durante la primera etapa de la ruta ya pasamos por la parte baja de este valle cuando pasamos por el Molino del Salt. Ahora, llegados al fondo del valle, cruzamos el río, remontamos unos pocos metros y en un llano despejado encontramos la barraca de Esparvers (2060), que en otros tiempos fue refugio de contrabandistas. Por aquí pasan una variante del GR-11 y el GR-107 que también es conocido como el Camí dels Bons Homes que con un recorrido de 200 km une el santuario de Queralt en Berga con el Castillo de Montsegur en la Arieja; es el camino de los Cátaros cargado de historia y de leyendas.

Nosotros seguimos nuestra ruta que remonta el valle del rio Vallcivera. Cuando llegamos al llano de Vallcivera (2355) nos encontramos con una señal indicadora del GR cerca de los restos de una construcción circular prehistórica. Si desde aquí nos miramos el puerto que hemos de cruzar, veremos que tiene dos cotas destacadas a 2518m i a 2575m, estando esta última más a la derecha y situadas ambas a la izquierda de la Punta Sibaneja. Seguimos el sendero que va a buscar la cota más alta del puerto subiendo en un fuerte zig-zag para superar los doscientos metros de desnivel que nos separan del puerto. El puerto es el límite de la frontera andorrana. A pocos metros ya vemos el Estany de l’Illa, inconfundible por la isla que lo caracteriza en medio de sus aguas. Después de rodearlo unos metros a la izquierda llegamos al refugio (2488). Nuevamente hoy estaremos solos en esta instalación. Se trata de un refugio nuevo construido sobre la base del antiguo que ahora es una parte del refugio libre. Es una instalación muy moderna en la línea de los refugios más modernos de Pirineos o de Alpes. Dispone de una moderna cocina muy espaciosa, un comedor luminoso y acogedor, unas buenas habitaciones, baños y duchas, espacio para guardar el material y una magnífica terraza con vistas al lago y a las montañas que lo rodean que sin duda invita a tomar una buena cerveza disfrutando del panorama. Es uno de los cuatro refugios guardados que hay en Andorra que son el de Juclà, la Borda Sorteny y el de Comapedrosa. Este es sin duda, el más moderno y sorprendente. Ya nos esperaban y disfrutaremos de una buena cena.
En el valle de Mandriu, el agua está presente en toda la ruta. (© David Mengual)
CUARTA JORNADA
Itinerario: Refugio de l’Illa – Cabana dels Estanys – Refugio del Riu dels Orris – Pla de l’Ingla – Cabana de l’Estall Serrer -Collado de la Maiana – Carena de la Tossa Plana – Port de Perafita – Tossal de la Truita o Pic de Perafita – Port de Perafita – Clots del Port – Refugi0 dels Estanys de la Pera
Desnivel Subida: 905 metros
Desnivel Bajada: 1.036 metros
Tiempo: 5:45 horas
Esta vez hemos estado en el refugio solos con los guardas; bien, con los guardas y con media docena de gallinas que veranean alrededor del refugio y que ponen unos huevos magníficos que hemos podido degustar durante el desayuno. Huevos de gallina feliz con el sabor de la alta montaña!!
Estamos en el valle del Madriu. El espacio Madriu-Perafita-Claror ocupa 4247ha y por su valor paisajístico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el año 2004. Son los únicos valles pirenaicos catalogados con esta distinción y hoy disfrutaremos de una larga caminata per este entorno tan bello y tan especial. Antes de partir dudamos sobre si subir o no al pico de Pessons, pero finalmente decidimos no hacerlo y dirigirnos directamente hacia el refugio de Estanys de la Pera porque la previsión meteorológica se vuelve a complicar y tal vez volvamos a tener tormentas por la tarde.

La primera parte de la jornada iremos de bajada por el valle de Madriu siguiendo el GR-11. Pasamos por el Estany Rodó y el Estany de la Bova. Hay infinidad de caballos pastando a sus anchas por todas partes. Seguimos bajando, entramos en el bosque y llegamos al pequeño refugio de Riu del Orris (2230). Cotinuamos el descenso por este magnífico valle granítico que combina los pastos con el bosque de pino negro hasta la cota (2035) donde encontramos a la izquierda el desvío hacia el Collado de la Maiana y dejamos el GR-11. Aquí también encontramos unas señales rojas y amarillas que corresponden al sendero de alta montaña que da la vuelta circular a todo el principado de Andorra (GRP). Cruzamos el río Madriu y llegamos al prado del Estall Serrer en el que hay una cabaña que está cerrada. El camino sube por el fondo del valle hasta el Colllado de la Maiana (2426). Los mapas y las reseñas que hemos consultado marcan nuestra ruta bajando hasta el refugio Perafita (2200) para después remontar hasta el puerto de Perafita (2573), pero también marcan una variante que sube por la cresta que tenemos a la izquierda y pasando por la Tossa Plana (2616) baja directamente hasta el puerto. Nos lo pensamos y finalmente nos decidimos por esta segunda opción para ahorrarnos una parte de descenso. La ruta que seguimos está señalada con hitos de piedra y discurre por el filo de la cresta que al principio es muy sencilla pero que poco a poco va adquiriendo un carácter más técnico. No es que tenga ninguna dificultad técnica especial ni que requiera utilizar ningún tipo de material de progresión o de aseguramiento, pero sí que es muy expuesta por ambos lados y conviene prestar la máxima atención a cada paso. Pasar por aquí no es nada recomendable en caso de niebla, lluvia o tormenta. Finalizada la cresta, desembocamos en unos prados repletos de rebecos que nos acompañan hasta el Puerto de Perafita (2573). Echando la vista atrás, valoramos que tal vez hubiéramos ido mejor descendiendo al refugio Perafita y subiendo por el valle pero ahora ya está hecho y ya estamos aquí.

Volvemos a estar en la frontera entre Andorra y la Cerdanya. Como todavía es temprano y como el tiempo permanece estable subimos hacia la derecha hasta el Tossal de la Truita o Pico de Perafita (2752) y durante un buen rato disfrutamos de unas buenas vistas y sobretodo, nos podemos fijar en la ruta que seguiremos mañana hacia la Tossa Plana de Lles. Volvemos sobre nuestros pasos hasta el Puerto de Perafita y ya sin más dilación descendemos hacia el Refugio dels Estanys de las Pera por el camino dels Clots del Port que está muy bien trazado y muy bien marcado. En el refugio de la FEEC nos encontramos con los amigos Geni i el Dani, también del CEC que son los guardas desde hace unos años. Bióloga marina ella y espeleólogos los dos. De sus experiencias en el mar y en las cavidades más profundas de la tierra, la vida les ha llevado a regentar un refugio de montaña. Pasamos una agradable velada y degustamos los pasteles de Genni cuya fama ya trasciende al refugio y descansamos en la que será nuestra última noche en estas montañas.
El Monturull o la Torre dels Soldats desde el Pic de Perafita (© David Mengual)
QUINTA JORNADA
Itinerario: Refugio dels Estanys de la Pera – Pic de la Colilla – Tossal Bovinar – Collada Fonda – Port de Setut – salida d’aigues de l’Estany Gran de Setut – Tossa Plana de Lles o Pic de la Portelleta – Refugi del Pradell – Refugio Cap de Rec
Desnivel Subida: 860 metros
Desnivel Bajada: 1.257 metros
Tiempo: 5:35 horas
Hoy nuevamente tenemos dos opciones; ir directamente a Cap de Rec bajando a Pollineres y pasando por el Fornell, o ganar altura y pasar por la cumbre de la Tossa Plana de Lles. El tiempo esta mañana ha vuelto a cambiar. El cielo está muy cubierto, hay nubes bajas y algo de niebla, sopla una brisa un tanto desagradable pero es el último día y finalmente nos decidimos por subir a la Tossa Plana. Nos despedimos de los amigos y empezamos a caminar.

Salimos del refugio en dirección al Puerto de Perafita hasta la percha nivométrica en la que nos desviamos a la derecha siguiendo un sendero poco marcado hacia el pico de la Colilla (2887). Nos sorprende la abundancia de cuarzo en este pequeño valle, hoy frío y solitario. Seguimos la cresta hasta llegar a la cumbre del Tossal Bovinar (2842). A pesar del tiempo todavía gozamos de una cierta vista sobre el valle del Madriu y contemplamos todo el recorrido de la etapa que hicimos ayer. Descendemos hasta la Collada Fonda (2701). Ya llevamos un buen rato observando el cresterío que desde el Puerto del Setut bordea esta montaña y sube hasta la Tossa Plana y no lo acabamos de ver claro. Nos atrapa la niebla, empieza a lloviznar y la roca empieza a resbalar. Decidimos bajar por la Coma Extremera hasta la salida de aguas del Estany Gran de Setut. Encontramos hitos y un principio de camino. En lo alto de la cresta que hemos desestimado, entre la niebla vemos dos parejas que intentan progresar pero no acaban de avanzar. Finalmente, vemos como retroceden y siguen nuestros pasos. Nosotros cruzamos la salida de aguas del lago y seguimos un sendero que sin ninguna dificultad nos conduce hasta la cumbre de la Tossa Plana (2916). Estamos en el techo comarcal de la Cerdanya. A pesar del día, gozamos de un panorama bastante extenso. Aún y así, hace frío y no nos entretenemos mucho.

Bajamos hacia el sur siguiendo hitos hasta llegar al llano de les Someres (2328). Ahora ya por un camino bien trazado seguimos bajando hasta cruzar la pista que va de Cap de Rec a Pollineres y Aransa y llegamos al refugio del Pradell (2115) que está cerrado. Finalmente, un buen camino señalizado nos lleva sin problemas hasta el refugio de Cap de Rec. Empieza a llover con cierta intensidad. Comemos en el refugio, y damos la ruta por acabada.

REFUGIOS DE LA RUTA

Refugi Cap del Rec
(© David Mengual)
Refugi Cal Pere Sidró
(© David Mengual)
Refugi de Malniu
(© David Mengual)
Refugi de l'Illa
(© David Mengual)
Refugi Estanys de la Pera
(© David Mengual)

DAVID MENGUAL

(Barcelona, 1967) El año 1976 empezó a salir de excursión con el Agrupament Escolta Sant Pius X de Minyons Escoltes i Guies de Sant Jordi y es socio del Centre Excursionista de Catalunya desde el 1983 con licencia federativa desde el 1988. Realiza excursiones a pie, escalando en roca, nieve o hielo, con esquís, en bicicleta o con caiac y ha recorrido las montañas de la Península Ibérica, el Pirineu de punta a punta, los Alpes desde les Calanques hasta Croácia, y algunas montañas de Córcega, Túnez, Nueva Zelanda y Nepal. Colabora habitualmente con la revista Muntanya del CEC y otras publicaciones.
Por si quieres compartir esta crónica

ARTÍCULOS PUBLICADOS POR EL AUTOR