Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

EL PRÓLOGO NUNCA ESCRITO

Columna escrita por ESTER SABADELL

Si debo iniciar este apartado de Columnistas, me gustaría hacerlo con este escrito. Es un prólogo que nunca se escribirá.
Cuando se estaba creando ‘LÍNIES DE SOMNIS’ (un libro que recoge las columnas que he escrito en VÈRTEX durante ocho años),
el prólogo debía ser de ELISABETH VERGÉS, pero no llegamos a tiempo.
Por desgracia «ADIÓS ELI» fue la primera columna que escribí después de publicar el libro. Os adjunto «EL PRÓLOGO NUNCA ESCRITO» (que es un escrito que hice cuando murió ELI (septiembre 2019)
que posteriormente lo adapté para el VÈRTEX con el título ADIÓS ELI.
Estas líneas debían ser tuyas. Tenías que ser tú que explicaras como aparcaba mi coche en tu garaje y íbamos caminando hasta la librería MONTCAU de la calle Urgell de Barcelona.

Este verano te vine a ver para pedirte que me escribieras el prólogo de mi nuevo libro: ‘LÍNIES DE SOMNIS’. El libro es una recopilación de las columnas que he escrito en el VÈRTEX. Por eso ELI encontró oportuno hacer un prólogo explicando dos épocas que nos unió. Líneas de literatura entre los libros de la señora MONTSERRAT y los valores del documental ‘ENCORDADES’ que intento transmitir entre las líneas de los artículos.

ELISABETH VERGÉS tenía una mente privilegiada a la hora de analizar situaciones. Era capaz de adelantarse a un problema y junto con su gran empatía hacía que sus amigos siempre estuviéramos cuidados en los momentos difíciles. Era el año 2004 y ella sabía que la salud de la señora MONTSERRAT no era muy buena y por eso me enredó a visitarla. Pero ni mucho menos resultó un engaño.

La librería MONTCAU era una tienda especializada en literatura de montaña y su propietaria una de las mujeres con más conocimiento sobre esta temática. Recuerdo sobre todo dos cosas de esos encuentros. Del olor de la tienda: ese olor particular de libro viejo. Y de la grandeza de vosotras dos: de ti, ELI, y de MONTSERRAT. Hablabais de ferias, exposiciones, festivales de montaña. De libros desaparecidos y reencontrados en un pequeño rincón del mundo después de revolver durante horas pilas de libros … Erais tan grandes, grandes como los libros que llenaban los estantes y yo me sentía tan pequeña, pequeña como la tienda. Repetimos aquellas visitas durante los años 2004 y 2005. Después la librería cerró. La señora MONTSERRAT se sentía incapaz de aplazar su retiro por los dolores que sufría en las piernas y no encontró a nadie para poder traspasar el negocio. Se perdía una de las tiendas más especializadas de montaña que existía en nuestro país.

ELI también quería en el prólogo hablar de ENCORDADES. Un documental en el que participamos y nos unió de nuevo. Nos sentimos muy cómodas hablando de los valores inalterables del montañismo. Unidas por una misma cuerda, por un mismo sexo y por una misma pasión contábamos junto con otras protagonistas la evolución del alpinismo femenino en Cataluña.

Pero no ha podido ser. Ya durante julio me expresaste que no creías que llegaras a tiempo para poderme escribir el prólogo. Salí de casa con la sensación de que te despedías de mí. Y así fue. Estas líneas no forman parte del prólogo de mi libro. Esta es una columna para decirte adiós.

Conocerte ELI, ha sido un placer incompleto. Has sido una fuente de energía, de cultura, de valores, pero te has ido demasiado pronto. Tenía tantas cosas que aprender de ti que despedirme me resulta injusto. Estoy aquí de pie y tu allí tumbada dormida para siempre y me pregunto dónde irá esta alma que en vida nos cuidaba a todos.
Adiós ELI, gracias por cruzarte en mi camino.

ESTER SABADELL

De oficio bombera, escaladora por afición y montañera de devoción.
Articulista y autora del libro «Línies de somnis» (Tushita Editors)
Por si quieres compartir esta columna

ARTÍCULOS PUBLICADOS POR LA AUTORA